La pandemia por COVID19 ha supuesto todo un desafío en Prevención de Riesgos Laborales

La pandemia por COVID19 ha supuesto todo un desafío en Prevención de Riesgos Laborales

Las autoridades sanitarias han establecido unas medidas que las empresas y las organizaciones deben incorporar en sus planes de prevención para evitar los contagios de los trabajadores por coronavirus (COVID19). Son los profesionales en Prevención de Riesgos Laborales, entre los que se encuentran muchos ingenieros agrónomos, los responsables de incorporar y garantizar la aplicación de estas medidas.



Hay que tener en cuenta que el riesgo de contagio por coronavirus es una cuestión de salud pública, y debe ser el empresario, a través de su Servicio de Prevención, quien evalúe dicho riesgo, estableciendo y planificando las medidas preventivas y de protección a adoptar.



Para Jesús Sánchez, ingeniero agrónomo experto en Prevención de Riesgos Laborales (PRL), las mayores dificultades a la hora de aplicar las medidas de prevención por COVID-19 han sido organizativas, sobre todo teniendo en cuenta que el vector de contagio somos las propias personas. La aplicación de estas medidas ha sido más sencilla en trabajos relacionados con oficina, por la mayor facilidad para realizar el trabajo en remoto, que en el resto de actividades donde se requiere que las personas se encuentren en la empresa.



Nuestro colegiado resalta el esfuerzo tanto de empresas como de los trabajadores para adaptarse a la situación y seguir trabajando en condiciones seguras. Lamentablemente, un porcentaje muy alto de las empresas no están pudiendo continuar con su actividad por la incompatibilidad con las necesarias medidas de protección, señala.



En la situación actual, los contratistas están incorporando anexos a su Plan de Seguridad y Salud o Evaluación Especifica de obra, donde exponen qué medidas van a implantar para proteger a los trabajadores y a terceros de situaciones de riesgo.



La pandemia por COVID19 ha supuesto todo un desafío en Prevención de Riesgos Laborales



La situación generada con el COVID-19 y el desconocimiento del virus ha condicionado que las empresas hayan tenido que ir adoptando medidas y pautas según eran establecidas y se ha ido teniendo mayor conocimiento del virus. La aplicación de dichas medidas nos ha condicionado a todos, en mayor o menor medida, pues la protección de las personas en determinados trabajos no es compatible con seguir desempeñándolo, reconoce Jesús Sánchez.



Según este experto en Prevención de Riesgos Laborales, la dificultad de implantación depende más del sector al que pertenece la empresa que al tamaño, si bien, lo normal es que las grandes empresas dispongan de más medios, tecnológicos principalmente, que facilitan determinadas medidas.



En esa misma línea se manifiesta Patricia Esteban, ingeniera agrónoma, responsable HSQE (health&safety, quality environment) en la empresa multinacional de transporte DHL Freight Spain. Las empresas en general no estaban preparadas para afrontar una pandemia, sobre todo las de menor tamaño. En nuestro caso, comenta, al igual que para las otras divisiones que forman el grupo DHL, tenemos planes de contingencia ya preparados para seguir operando en distintas situaciones de riesgo, aunque nunca pensamos que pudiésemos vivir una situación de pandemia como la que estamos viviendo.



Una ingeniera agrónoma al frente de la PRL de DHL Freight



Una ingeniera agrónoma al frente de PRL de DHL Freight Spain

Como técnico HSQE de DHL Freight Spain, nuestra colegiada Patricia Esteban es responsable a nivel nacional además de las cuestiones relacionadas con la calidad, el medio ambiente y la eficiencia energética, de aquellas relacionadas con Prevención de Riesgos Laborales. Entre sus responsabilidades está la coordinación y supervisión de la gestión de los técnicos del Servicio de Prevención Ajeno (SPA) que tiene contratado la multinacional, así como de los responsables locales de PRL que el grupo tiene en cada una de sus instalaciones en Madrid, Barcelona, Irún, Valencia y Algeciras. Esta coordinación y supervisión no solo está subordinada a la legislación española sino también a las exigencias internas del grupo DHL.



Lo primero que hicimos fue alinear nuestro plan de contingencia con las medidas que iba tomando el Gobierno para actuar lo más rápido posible. Las primeras medidas fueron la compra urgente de EPIs (mascarillas, guantes y desinfectante) para nuestros trabajadores, la formación sobre su uso y actuación en caso de síntomas, las restricciones de viajes, visitas y la limpieza extra de carretillas elevadoras y otros materiales de uso compartido, comenta esta ingeniera agrónoma.



Posteriormente, empezamos a mandar a los trabajadores a teletrabajar (partiendo de los de más riesgo, más vulnerables, a los de menos riesgo) hasta dejar la plantilla mínima en las terminales para mantener la operativa con garantías. Así, en el caso de los trabajadores que no pueden teletrabajar por las características de su puesto se han establecido turnos rotativos. Específicamente con los transportistas, se restringió su acceso a nuestros almacenes para limitar contacto y se les exigen los EPIs si tienen que acceder por cualquier urgencia. A las empresas de transporte que subcontratamos se les exige seguir las mismas precauciones que establecemos en DHL Freight Spain para garantizar la seguridad de nuestros clientes. En las terminales de mayor tránsito también se han realizado desinfecciones por nebulización, de carácter preventivo, explica.



Entre las mayores dificultades que se han encontrado en DHL Freight Spain a la hora de aplicar las medidas de prevención están la rapidez con la que se han tenido que adaptar a las medidas determinadas por el Gobierno, la dificultad para conseguir material de protección para los trabajadores y la reorganización del trabajo por las bajas preventivas del personal, pero, según reconoce Patricia Esteban, ahora se les plantea otro desafío que es la vuelta escalonada de los empleados que están teletrabajando, sin bajar la guardia ya que tenemos que estar perfectamente preparados por si se produjese un repunte de coronavirus en otoño/invierno.



Prevención de Riesgos Laborales -  Ingenieros Agrónomos



La Coordinación de Seguridad y Salud

Tenemos que señalar que el Coordinador de Seguridad y Salud es un profesional técnico y que sus funciones y responsabilidad abarcan únicamente la planificación y coordinación de los trabajos de las distintas empresas intervinientes correspondiendo como se ha dicho a estas, sean contratistas o subcontratistas, la responsabilidad de establecer las medidas de protección y comprobar su eficacia.



El Coordinador le puede recordar esa obligación a las empresas, a través del libro de incidencias o de cualquier otra vía y solicitar al contratista que le comuniquen las medidas de prevención adoptadas a través de su servicio de prevención propio o ajeno, frente a los riesgos derivados del COVID19, para garantizar la salud de los trabajadores y personas que presencialmente acudan a la obra.



Las obras, desde el punto de vista de la seguridad y salud, deben contar con documentación diferente que depende del tipo de obra, presupuesto, etc. Cada participante en una obra, desde el promotor a las contratas, pasando por las subcontratas e incluso autónomos, tienen funciones y responsabilidades definidas en la legislación, tanto en la propia ley de prevención, como en reales decretos que la desarrollan. Todas ellas se encuentran definidas principalmente en el Real Decreto 1627/1997, recuerda Jesús Sánchez.



Como técnico en Prevención de Riesgos Laborales, sus funciones principalmente están centradas en facilitar soluciones de implantación real de PRL en las organizaciones. En Obras de Construcción, actúa como Coordinador de Seguridad y Salud, y realiza Estudios y Planes de Seguridad y Salud y Evaluaciones Específicas de Obra. Además, imparte formación orientada tanto a las empresas como a las personas.



La figura del Coordinador de Seguridad y Salud a veces es necesaria incluso durante la fase de redacción del proyecto, no sólo durante la ejecución del mismo. Las funciones del Coordinador, nos comenta, quedan recogidas en el artículo 9 del Real Decreto 1627/1997, que indica, entre ellas, las de coordinar la aplicación de los principios generales de prevención y de seguridad al tomar las decisiones técnicas y de organización de los distintos trabajos, así como la de coordinar las actividades de la obra para que los contratistas, subcontratistas y trabajadores autónomos apliquen los principios preventivos de forma responsable y la aplicación correcta de los métodos de trabajo.



También es responsabilidad del Coordinador de Seguridad y Salud aprobar el plan de Seguridad y Salud elaborado por el contratista. Los riesgos a prevenir van a depender del tipo de obra, oficios, equipos de trabajo y medios auxiliares que se utilicen, incluso la climatología, señala Jesús Sánchez. Es por ello que cada contratista debe contemplar en su Plan de Seguridad y Salud qué medidas va a adoptar de manera especifica para evitar la materialización de los mismos.





Etiquetas: Ingenieros agrónomos, Seguridad y salud, COVID19, Prevención de Riesgos Laborales, Coordinación de Seguridad y Salud

Imprimir Correo electrónico


banner congreso riegos 316x90

Utilizamos cookies propias y de terceros para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, puede consultar en el siguiente enlace. política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.
Modulo de cumplimiento de directiva EU sobre cookies